“Sólo hay 500 librerías en México para 120 millones de habitantes”: Holtz

La sexta edición de la Feria del Libro Independiente tendrá lugar, como cada año, en la Librería Rosario Castellanos del Centro Cultural Bella Época, con 70 sellos editoriales mexicanos independientes, que durante un mes mostrarán sus propuestas editoriales.

“Treinta días sí funcionan porque es una feria muy atípica, ya que reunir a 70 editoriales de un perfil, nunca se hace. En las ferias abiertas llega quien quiere y hay una miscelánea muy diversa y desde luego hay una miscelánea de títulos, pero en esta feria el espíritu editorial es que todas son independientes, es decir, su catálogo está formulado a partir de una pasión curatorial, de una visión casi de artista que precisamente por eso somos independientes, porque no respondemos a las exigencias comerciales de los grandes grupos”, explica Déborah Holtz, directora del evento que inicia el 7 de mayo y finaliza el 7 de junio.

La muestra irá acompañada de numerosas mesas de diálogo entre diferentes actores de la cultura, a fin de intercambiar o contrastar ideas y reflexionar sobre los temas que le interesan a la sociedad, todo desde la óptica de los autores y cómplices de los sellos participantes.

En esta edición se suma como invitada especial la Cooperativa de Editores de la Furia, colectivo chileno integrado por 30 sellos editoriales, que ofrecerán por primera vez en México una muestra importante de sus publicaciones, reflejo de una trayectoria en la esfera independiente.

Asistirá el cineasta, escritor y editor chileno Dauno Tótoro Taulis, quien se ha destacado por sus reportajes y libros de investigación periodística y narrativa, en la dirección y realización de documentales que han sido premiados en diversos festivales internacionales de cine, y en la redacción de numerosos guiones para largometrajes de ficción y series de televisión.

Holtz manifiesta que “todo lo que realizamos las editoriales independientes es de altísimo riesgo”.

Detalla: “En un riesgo ser una editorial independiente en cualquier país del mundo, pero en México es lo triple porque
no hay librerías, existen en el país sólo 500 librerías para 120 millones de habitantes, entonces los libros no están generalmente al alcance del público”.

Lo importante de la Feria del Libro Independiente “es que por única vez en el año se pueden ver reunidos sellos que ni siquiera se ven en las librerías porque en su totalidad están ocupadas por los grandes sellos editoriales”.

Enfatiza que la feria expone el trabajo de toda una serie de editores que ni siquiera pertenecen a la Cámara Nacional de
la Industria Editorial Mexicana (CANIEM), “lo cual es una pena, porque si se revisa esta cámara tiene registrados como 160 editores e independientes hay otros 150”.

En el marco de la feria, la Alianza de Editoriales Mexicanas Independientes, fundada en 2004, otorga a José María Espinasa el Premio a la Trayectoria Editorial Independiente.