Presentan la versión en otomí de El Principito

Por Air Pim | 29 de julio de 2014

La versión otomí de la obra francés más traducida de todos los tiempos, El principito, fue presentada en la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia (BNAH) como parte de la conmemoración del 70 aniversario luctuoso de su autor, Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944).

Ra zi ts'unt'u dänganda es el título más adecuado que el profesor Raymundo Isidro Alavez encontró para la versión otomí de la obra traducida a más de 250 lenguas, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En la presentación del texto, a cargo del INAH, el investigador Eraste Antúnez Reyes destacó el mérito de esta versión en otomí y mencionó que el valor simbólico de algunos elementos como la flor, el zorro y la serpiente sirven como vasos comunicantes para los lectores otomíes. 

Tras haber traducido al hñahñu (otomí) obras importantes en la lengua española, como El llano en llamas de Juan Rulfo (1918-1986), el maestro Raymundo Isidro Alavez quiso compartir con sus hermanos de lengua, la sabiduría que Antoine dejó a manera de metáforas en su obra cumbre. El también traductor no sólo se adentró a la comprensión del francés sino que acudió a otros libros de Saint-Exupéry tales como: El aviador, Vuelo nocturno y Tierra de hombres, donde refleja la amistad como uno de los bienes preciados.

Isidro subrayó la importancia de que Antoine dedicara El Principito a su mejor amigo de la niñez Leon Werth, lo que muestra que esta obra es una invitación a recordar las virtudes de la infancia.

El zorro y la rosa, elementales dentro de la narración, también son figuras que tienen un simbolismo muy especial en la cultura hñahñu, de ahí que su lectura resultará cercana para la niñez y adultez otomí.