Mendoza: “No existe lucha de clases entre editores y escritores”

En plena revolución tecnológica y digital, Barcelona batalla para seguir siendo la capital editorial de España en un contexto repleto de incertidumbres. El segundo Edita Barcelona, un foro de editores que plantea cómo será el mundo del libro en 2030, se inauguró ayer con un discurso quijotesco de Eduardo Mendoza, reciente ganador del Premio Cervantes. El escritor barcelonés recordó sus inicios como escritor en la editorial Seix Barral y diseccionó la profesión de editor desde la época de Cervantes hasta el presente. “Ahora hay editoriales que se han convertido en grandes empresas”, dijo. Con todo, el discurso de Mendoza fue una alabanza a la profesión. “Su labor ha logrado que las grandes obras de la literatura universal lleguen a todos (...). No existe lucha de clases entre escritores y editores”, afirmó.

Mendoza también tiró de mensaje reivindicativo y habló de gobiernos que en materia fiscal “rozan el acoso hacia los creadores mientras la piratería goza de impunidad”. Sobre sus inicios en la editorial Seix Barral, en la que sigue 45 años después, Mendoza explicó que en aquella época conoció a “figuras casi heroicas, cuando las editoriales tenían algo de artesano, pícaro y romántico”. Como a José Manuel Lara padre, con quien compartió una “cordial relación” y su hijo, quien “lo que más valoró en sus últimos momentos fue poder haber conocido a grandes escritores a lo largo de su vida”.

Contó anécdotas, como la de su primer Sant Jordi en plena Transición, cuando un editor se interpuso entre él y una pelota de goma lanzada por la policía tras una manifestación. “Cuento esta historia para ilustrar cómo un editor tiene que cuidar a sus escritores”, dijo entre bromas. Mendoza definió a Barcelona como “una ciudad literaria” y se refirió a su creciente transformación turística: “aunque a primera vista nadie lo diría, aquí también se editan muchos libros”. Del viaje de Don Quijote a la capital catalana, Mendoza destacó el pasaje en el que el personaje literario discute con un editor que pretende sacar una edición apócrifa de sus aventuras. “Cervantes nos dejó constancia de que ya por entonces existían problemas entre escritores y editores”.

 A parte de Mendoza, el certamen contará también con Javier Cercas y Gemma Lienas como invitados estrella, además de los editores Koen Van Gulik (Wereldbibliotek), Teresa Cremisi (exresponsable editorial de Gallimard y Flammarion) y Consuelo Saizar (exdirectora del Fondo de Cultura Económica). Con 42 ponientes en tres días, las conferencias y sesiones ahondarán en “las corrientes de fondo de la industria editorial”, con especial énfasis en las tecnológicas, las incertidumbres del gran mercado hispanoamericano y el auge de las adaptaciones literarias para la televisión y el cine.